Día de La Rioja 2007
larioja.com
Día de La Rioja
Cartel de una obra de 'La Garnacha teatro'. /LR.

"Nos interesa hacer teatro de calidad, no ser profesionales"

Texto: J.Sáinz

Vicente Cuadrado Actor y director de ‘La Garnacha Teatro’. Primer Galardón a las Artes de La Rioja para un hombre de la escena.


Garnacha: Compañía de cómicos o representantes que andaba por los pueblos, y se componía de cinco o seis hombres, una mujer, que hacía de primera dama, y un muchacho, que hacía de segunda». En La Rioja, ‘garnacha’ es una apreciada variedad de uva. Pero esa otra acepción que recoge el diccionario tiene también mucho significado gracias al grupo de teatro que lleva ese nombre desde hace 27 años, ‘La Garnacha Teatro’.


Vicente Cuadrado (Béjar, Salamanca, 1952), su fundador, actor y director desde entonces, ha sido distinguido con el Galardón de las Artes de La Rioja 2010, que recoge hoy en el acto institucional del Día de La Rioja en San Millán, junto con el resto de los condecorados por el Gobierno regional. «Lo recibimos como premio a la labor de mucho tiempo y de mucha gente –señala Cuadrado–. No es un mérito individual sino de todos los que llevamos en el grupo todos estos años. Yo no podría haber hecho teatro sin ellos».


Juan Luis Herrero y María José Pascual son dos de esos compañeros de viaje. Son también los compañeros de reparto del último montaje del grupo, ‘Destinatario desconocido’, uno de sus mayores éxitos. Con ellos en mente, Cuadrado se convierte en el primer hombre de escena que recibe la máxima condecoración oficial de la Comunidad Autónoma y se suma de esta forma a ilustres como el recordado escritor y guionista Rafael Azcona, los pintores Luis ‘Xubero’, José Manuel Rodríguez Arnáez o Alejandro Rubio Dalmati, el escultor Félix Reyes, el arquitecto Gerardo Cuadra o el guitarrista Pablo Sáinz Villegas, el más reciente.


‘La Garnacha Teatro’ nació como grupo aficionado en 1983 dentro del IES Hermanos D’Elhuyar de Logroño. «Desde entonces hemos realizado 32 montajes de forma ininterrumpida que han sido representados en festivales, muestras y programaciones de todas las comunidades peninsulares». Actualmente está considerado como uno de los grupos con más prestigio y más consolidados del teatro aficionado español, como lo demuestra, tanto la continuidad de sus miembros (cinco de ellos permanecen desde su fundación), como el currículum adquirido en los últimos años.


El grupo ha sido seleccionado para participar en 73 certámenes nacionales, ganando 40 de ellos y consiguiendo el segundo premio en doce, así como 204 premios nacionales e infinidad de nominaciones y accésit (dirección, actores, escenografía, público…). Todo ello con los montajes de ‘Los Cuernos de don Friolera’, de Valle-Inclán; ‘El cuarto de Verónica’, de Ira Levin; ‘La noche de Madame Lucienne’, de Copi; ‘La cornada’, de Alfonso Sastre; ‘Don Juan Tenorio’, de José Zorrilla; y ‘Destinatario desconocido’.


Desde el 2003 ha participado en 42 certámenes nacionales, ha ganado 28 y quedado segundo en seis. Todo ello en 21 provincias distintas de nueve comunidades con seis montajes diferentes. «Hemos recorrido toda España llevando el nombre de La Rioja con mucho gusto», dice.


Teatro de calidad
En el año 2006, ‘La Garnacha’ fue nominada para el premio Max Revelación por ‘La noche de Madame Lucienne’, dirigido por Ángel Facio. «Quiero que me deis siete horas diarias de ensayo durante cuarenta días», recuerda Cuadrado que les pidió entonces el prestigioso director. «Yo no diferencio entre teatro profesional o de aficionados –reflexiona él–;sólo me interesa el teatro de calidad y para hacerlo así hay que entregarse».


Vicente Cuadrado es también fundador y director de los certámenes Nacional de Teatro, que se desarrolla en Haro desde 1998, y de Teatro Aficionado, creado en el 2009, ambos con la denominación ‘Garnacha de Rioja’. Aunque profesionalmente es médico y ejerce la especialidad en Pediatría en Logroño, no hay duda de que es un verdadero hombre de teatro.
«‘La Garnacha’ –afirma Cuadrado– es un grupo que, desde su creación, y de manera consciente y voluntaria, ha elegido la no profesionalidad y la independencia como forma de funcionamiento, tanto en lo artístico como en lo económico. Somos un grupo para el que el teatro no es un medio de acceso a otros estamentos artísticos o culturales más reconocidos y remunerados, sino un fin. Hacemos teatro para hacer teatro. Creemos en lo que hacemos y queremos hacerlo con el suficiente grado de rigor y exigencia en nuestros trabajos»..

Volver


ALFARO


NÁJERA