EL MODELO DE
LA DOC, A DEBATE



ENTREVISTA A
JAVIER ERRO



75 AÑOS DEL
CONSEJO



EL MERCADO
DEL RIOJA



VINOS DEL
NUEVO MUNDO



LA VENDIMIA


LA OPINIÓN DE
GERRY DAWES



ARQUITECTURA


LOS
GUARDAVIÑAS



LOS CALADOS

EL VINO, SÍMBOLO
ANCESTRAL

VITICULTURA
ECOLÓGICA

LAS RECETAS





CRÉDITOS


Frank O. Gehry, pope de la arquitectura mundial, impone su sello en la nueva sede de Marqués de Riscal


Volutas de Dios para un marqués del vino

El proyecto de ampliación de la sede social de vinos de los Herederos de Marqués de Riscal corre de la mano de Frank O. Gehry & Associates. La empresa IDOM realiza las funciones de arquitecto ejecutivo y dirección de obra.
El majestuoso edificio se elevará sobre tres grandes pilares para conseguir una privilegiada preponderancia sobre los viñedos que rodean la bodega y una singular vista sobre el centro histórico de Elciego. Se sitúan tres plantas, que ocupan una superficie total de 2.000 metros cuadrados. En la planta primera están las habitaciones de un hotel, caracterizadas por unos amplios ventanales protegidos del sol por los denominados "canopies", que son grandes marquesinas metálicas de formas complejas que rodean al edificio. En la siguiente planta se sitúa un restaurante dotado de amplias terrazas panorámicas. La superior es la destinada a la Sala de Consejos.
El exterior del edificio se caracteriza por el diálogo entre los volúmenes prismáticos revestidos de piedra arenisca y las complejas y aparentemente caprichosas volutas de los "canopies". El recubrimiento se realizará mediante chapas metálicas de acero inoxidable y titanio en diversos colores inspirados en los de una botella de vino (rosa por el tinto, plateado por la cápsula y dorado por la malla que recubre la propia botella).
La complicada geometría del edificio obliga a utilizar un programa informático ­atiende por Catia­ desarrollado para el trabajo con superficies complejas, así como a realizar estudios en túnel del viento con el fin de comprobar cómo se van a comportar estos revestimientos ante las inclemencias del tempero.
El lenguaje arquitectónico de esta obra, surgida del laboratorio de Frank O. Gehry, recuerda a los planteamientos realizados por este autor en el Museo Guggenheim de Bilbao, aunque más avanzados.


ARQUITECTURA Y VINO
 

Emporios para la crianza
 

Volutas de Dios para un marqués del vino
 

Una bodega 'encubierta' e institucional
 

Calatrava llena de símbolos su bodega Ysios
 

Con la vista en la cosecha próxima