EL MODELO DE
LA DOC, A DEBATE



ENTREVISTA A
JAVIER ERRO



75 AÑOS DEL
CONSEJO



EL MERCADO
DEL RIOJA



VINOS DEL
NUEVO MUNDO



LA VENDIMIA


LA OPINIÓN DE
GERRY DAWES



ARQUITECTURA


LOS
GUARDAVIÑAS



LOS CALADOS

EL VINO, SÍMBOLO
ANCESTRAL

VITICULTURA
ECOLÓGICA

LAS RECETAS





CRÉDITOS


Un edificio repleto de sutiles relaciones entre las zonas de producción y el carácter institucional de la bodega


Una bodega 'encubierta' e institucional

Los arquitectos Marta Parra, Juan Manuel Herranz, Laila Arias y Federico Wulff son los autores del proyecto denominado 'Bodega Encubierta', ganador de un concurso convocado por la Consejería de Agricultura del Gobierno de La Rioja, fallado en julio de 2000.
La respuesta al lugar y al carácter institucional del edificio han sido dos objetivos clave en el desarrollo del proyecto. El programa del edificio está organizado en dos plantas.
El área de producción se sitúa en la inferior y la mayor parte de sus espacios quedan bajo tierra. Además se aprovecha la diferencia de cota respecto al área de recepción de la uva para su recorrido por gravedad.
Su cerramiento es un zócalo de piedra autóctona que se pliega y asciende para dejar de ser un elemento del edificio y convertirse en un elemento del paisaje. Su cubierta es vegetal y por ello cambiará de aspecto con el paso de las estaciones.
En el interior, se acentúa el carácter subterráneo mediante las entradas cenitales de luz, los muros de cerramiento, y la contundencia de los volúmenes. Se organiza en tres espacios principales. El primero de ellos, bajo la gran cubierta vegetal, aloja el área de recepción de la uva, la clasificación, la fermentación y el prensado. La sala de barricas y botellas para la crianza de vinos, situada bajo un cultivo de vides, constituye la segunda zona.
Esta sala queda protegida en tres de sus lados por el terreno natural, que favorece el envejecimiento del vino. La sala de crianza se concibe con la idea de ser la 'sala noble' del área de producción. La tercera zona es la de almacén.
El área institucional es de madera y vidrio. El perfil quebrado se ajusta al lindero del bosque y se abre al mismo tiempo hacia las vistas que ofrece el entorno. Incluye un salón de actos, la recepción y la sala noble, y responde a las necesidades protocolarias del Gobierno de La Rioja.


ARQUITECTURA Y VINO
 

Emporios para la crianza
 

Volutas de Dios para un marqués del vino
 

Una bodega 'encubierta' e institucional
 

Calatrava llena de símbolos su bodega Ysios
 

Con la vista en la cosecha próxima